AnyGamble

5 oct. 2020
Casino blog

No vas a creer cómo estos genios le ganan al casino

Desde tiempos inmemoriales, los juegos de azar han atraído a los jugadores que quieren ganar haciendo trampas y ganar mucho dinero. No importa a qué juego juegues. Como verás, las trampas pueden hacerse en casi cualquier juego. A veces es fácil, a veces es casi imposible.

La perspectiva del dinero fácil sólo anima a los jugadores que intentan hacer trampas y ganar dinero jugando de forma desleal. Al fin y al cabo, el casino tiene mucho dinero y no les va a perjudicar.

En el artículo de hoy, conocerás a los estafadores más famosos y exitosos de todos los tiempos. Pero cuidado, resiste la tentación de ser como ellos. Porque el casino va casi siempre un paso por delante.

Dennis Nikrasch y las estafas en las máquinas tragaperras

Las máquinas tragaperras han sido el objetivo de varios estafadores desde su origen. La mayoría de ellos no tuvieron éxito, pero Dennis Nikrasch fue capaz de derrotarlos. Nikrasch empezó a jugar a las máquinas tragaperras en Las Vegas a finales de los años 70. Cuando iba a jugar, se llevaba a unos cuantos amigos para distraer a los trabajadores del casino y que otro miembro del grupo pudiera hacer fácilmente copias de las llaves de las máquinas tragaperras.

Gracias a estas llaves podían abrir las máquinas tragaperras y cambiar los símbolos de los rodillos. Por supuesto, los pusieron en su beneficio. Nikrasch fue finalmente capturado y enviado a prisión. Pero no aflojó y salió de la cárcel con otra idea mejor para robar casinos. Se dice que ganó más de 15 millones de dólares con su juego de estafa.

Ruleta

Los estafadores llevan décadas buscando la forma de ganar a la ruleta. Una de las estafas más sencillas es un sistema en el que los jugadores de la mesa intentan distraer al croupier para que el siguiente miembro del equipo pueda apostar fichas una vez finalizada la apuesta. Se guían por la posición de la pelota y luego deducen los números a partir de los cuales es más probable que la pelota acabe.

Los sistemas más sofisticados incluyen trampas en las que los jugadores utilizan pequeños ordenadores de mano para calcular la sección en la que caerá la pelota, dada la velocidad y la posición de la misma.

Blackjack - intercambio de cartas

No, no estamos hablando de la variante de cambio de blackjack, donde un jugador puede cambiar legalmente las cartas entre sus dos manos. Aquí estamos hablando de intercambio de tarjetas no autorizadas. Se necesita más de una persona para este sistema de engaño. Una vez más, es muy importante confiscar el repartidor para que otro miembro del equipo pueda intercambiar cartas entre los jugadores. El objetivo es hacer la mano más fuerte posible que no pierda.

Colusión en las mesas de póquer

Por desgracia, el póquer también es uno de los juegos en los que se utilizan prácticas desleales, especialmente en las mesas de apuestas altas. Dos o más jugadores en una mesa se ponen de acuerdo en una serie de señales que indican la fuerza de su mano. Esto les facilita apostar y vencer a los demás jugadores de la mesa. A continuación, se reparten entre ellos el beneficio posterior del juego.

Tommy Carmichael y su "varita mágica"

Volvemos a las máquinas tragaperras, pero esta vez con una táctica diferente. Pero incluso este método de juego ha aportado millones de dólares en beneficios. Carmichael fabricó un mazo muy ligero de unas 18 pulgadas de largo. que luego le pagó ganancias medianas de varios cientos de dólares.

Pero, al igual que Nikrasch, Carmichael cumplió posteriormente varios años en una prisión federal.

Blackjack - Contar cartas

Aunque nos referimos al conteo de cartas en el blackjack como un estilo de juego con trampa, no hay nada ilegal en ello. Sin embargo, el conteo de cartas desplaza la ventaja hacia nuestro lado, por lo que a la mayoría de los casinos no les gusta el conteo de cartas. Una vez que los descubren, expulsan inmediatamente a esos jugadores del casino y los ponen en su lista negra.

Los equipos de contadores de cartas han ganado millones de dólares a lo largo de los años. Los mejores tenían disfraces perfectamente elaborados y parodias ensayadas para que nadie los reconociera y pudieran volver al mismo casino una y otra vez. Uno de estos grupos fue el MIT Blackjack Team, formado principalmente por estudiantes y profesores de las principales universidades estadounidenses.

Dados

Esta es una técnica fraudulenta que ha estado, está y estará con los dados. A los jugadores se les enseña a tirar los dados de forma que se deslicen por la mesa. Así que fijan el número que quieren tirar y luego simplemente dejan que el dado se deslice por la mesa mientras se tira el otro dado según las reglas.

El hecho de que el valor de un dado no cambie reduce en gran medida el número de combinaciones posibles y el lanzador tiene una gran ventaja porque sólo necesita cubrir muy pocos números. En este tipo de trampas suele participar el personal del casino, que ignora los dados lanzados incorrectamente. A los estafadores también les gusta jugar en mesas con crupieres inexpertos que no están familiarizados con estos métodos, por lo que los jugadores están relativamente seguros.

La Organización Tran

Es muy difícil hacer trampas en el bacará, pero el grupo Tran encontró la forma de ganar más de 15 millones de dólares a principios del siglo XXI. Utilizaban diversos métodos para jugar, pero la mayoría dependía de un crupier sobornado que barajaba falsamente las cartas. Los jugadores sabían que la partida terminaría igual que la anterior y podían ajustar sus apuestas en consecuencia.

Comentarios (0)
Añade un comentario

Tienes que estar conectado para añadir un comentario